Saltar al contenido
Silla de escritorio

Silla de escritorio

Silla de escritorio. Las sillas son objetos que prácticamente damos por sentado en nuestras vidas, sobre todo cuando se trata de nuestro trabajo. Sin embargo, la importancia que tiene este simple mueble es trascendental; pues en gran parte gracias a éste es posible realizar buena parte de las labores esenciales en cualquier tipo de negocio.

Sin importar qué tipo de negocio o de servicio al que se dedique una institución o local; en las sillas de escritorios reposan sus colaboradores para hacer funcionar el lugar. Si bien, algunos trabajadores las usan más que otros, la inmensa mayoría necesita de hacer uso de éstas para sentarse a planificar, comunicarse, construir proyectos, revisar documentos y muchísimo más.

No es errado asegurar que gracias, en parte, a las sillas de escritorio se mantiene la dinámica de las sociedades en la actualidad; así que comprender mejor cómo surge este inmueble y sus variedades, resulta una manera de entender cómo hemos alcanzado el desarrollo social y cultural que hoy nos caracteriza.

Toda la informacion sobre las sillas de escritorio

Orígenes de la Silla de Escritorio

Es realmente difícil saber con exactitud el origen de la silla, pues por la naturaleza del hombre siempre ha buscado un soporte para descansar o para realizar alguna actividad que requiere de un enfoque más creativo o analítico. Gracias a las expresiones visuales de las antiguas comunidades de Egipto y Grecia, sabemos que ellos ya para el siglo IV antes de Cristo contaban con un asiento que sería el equivalente a lo que hoy conocemos como silla. 

Según indicios claros, el faraón Tutankamón tenía una silla ceremonial en el siglo XIV antes de Cristo; que estaba elaborada en madera y oro, con una diversa iconografía simbólica acerca de la mitología egipcia. El escriba babilonio Ebih-Il parece ser el inventor de este tipo de mueble en Egipto. Las sillas en esta época en esta zona eran objetos de autoridad y jerarquía, convirtiéndose así en un elemento de gran importancia para la historia de la humanidad.

Se conoce que aproximadamente en el siglo VI antes de Cristo, en Grecia, se empezó a fabricar un mueble conocido como klismos, que tenía cuatro soportes, un asiento curvo y respaldo; mueble que sin duda es una silla. Éste se usaba para que las personas pudieran tomar asiento, tenían complejos diseño y eran elaboradas por artesanos muy hábiles en madera principalmente.

 Así mismo, la silla como se conoce en el occidente del mundo, fue introducida en el continente asiático en el año 175, gracias a la admiración que sentía el emperador chino Ling por los objetos de procedencia europea. 

Consejos para comprar una silla de escritorio

Debido a lo elaboradas que eran las sillas en la edad antigua y media, no era posible que muchas personas tuvieran una. La mayoría de los pobladores de las ciudades hacían usos de bancos y otro tipo de asientos más sencillos. Ya en el Renacimiento, algunas familias adineradas tenían la posibilidad de tener este tipo de muebles en sus hogares; pero no fue sino hasta XVIII cuando se da la masificación de la silla como mueble para los hogares en Europa; y ya para las últimas décadas del siglo XIX la silla se encontraba en prácticamente todo el mundo.

Sin embargo, la silla de escritorio es una evolución de la silla común. Pues tiene sus características que la hacen reconocible como un mueble diseñado para llevar a cabo labores de oficina. Se cree que esta evolución sucede con el naturalista Charles Darwin, quien debía trabajar mucho tiempo observando experimentos y trasladándose de un lugar a otro en su laboratorio en Kent, Inglaterra. Hacer esto de pie causaba impacto en su físico, así que ideó una ingeniosa solución: le colocó ruedas a su silla, que le permitieran el desplazamiento; y unas patas de hierro de su cama para hacerla más resistente. Nace de esta manera la idea de una silla para facilitar el trabajo y aumentar la productividad.

Top 10 sillas de escritorio

Este tipo de sillas fueron haciéndose más y más comunes debido a la evolución de las sociedades. Para finales del siglo XIX, las actividades administrativas de las empresas se habían expandido de manera exponencial y con ello, el tiempo que los trabajadores debían estar sentados en un escritorio; lo que conllevó al uso masivo de las sillas de oficina. 

En principio, las sillas de escritorio mantenían en gran medida un material tradicional, la madera; pero cuando la producción de estos muebles se masificó, se hizo uso sobre todo de aluminio y acero, materiales mucho más fáciles de trabajar. Más hacia la actualidad, se incluyó el uso de plásticos, fibra de vidrio y otros. 

Hoy por hoy, la silla de escritorio tiene un lugar sólido en todas las oficinas del mundo. Nadie duda de la importancia de un buen asiento para llevar a cabo el trabajo de una manera cómoda y eficiente.

Marcas de Sillas de escritorio

Para ver más marcas de sillas de escritorio

Tipos de Silla de Escritorio

Las sillas de escritorio cuentan con una gran diversidad en el mercado actual, que tiene que ver con el diseño, los materiales que se usan para su elaboración y su funcionalidad. Tradicionalmente, se han podido distinguir dos tipos de sillas muy concretas, las sillas de escritorio para los jefes y las que son para el resto de los trabajadores. Las primeras suelen ser más amplias y altas que el resto. Sin embargo, entre estas sillas se pueden distinguir una gran diversidad de tipos: 

Sillas Operativas

El nombre de este tipo de silla de escritorio es bastante descriptivo. Este tipo de mueble suele ser giratorio y con ruedas para facilitar el desplazamiento. Así mismo, este tipo de silla cuenta con un mecanismo que le permite al usuario subir o bajar el asiento, por lo que es funcional para toda persona, sin importar su altura.

Estas sillas cuentan con diversos diseños y algunos elementos que son opcionales, como por ejemplo los reposabrazos. Usualmente son acolchadas y se recomiendan para jornadas de trabajo de menos de 4 horas.

Silla Mecanismo Contacto Permanente

Como el nombre lo indica, este tipo de silla de escritorio cuenta con un mecanismo que se adapta bien al cuerpo y a la posición del usuario, para darle siempre el respaldo necesario y al mismo tiempo permitiéndole cambiar de posición cuando así lo crea conveniente. El área del cuerpo a la que esta silla le ofrece mayor confort es a la espalda, la más afectada en caso de mantener una posición incómoda. 

Este tipo de sillas suelen no tener reposabrazos, pero son bastante cómodas para el trabajo. El tiempo que se recomienda para su uso es inferior a 4 horas. 

Silla Mecanismo Sincronizado

Este mueble tiene un mecanismo muy útil, que sincroniza el movimiento del asiento y el respaldo de la silla para una dinámica mucho más natural para el usuario. La persona que hace uso de este asiento tiene la posibilidad de regular de la mejor manera posible la silla para aumentar la comodidad.

Estas sillas además de contar con reposabrazos tienen también un soporte para la cabeza, de esta manera se puede evitar dolores en el cuello por largas jornadas de trabajo. Así, este tipo de silla se convierte en el asiento ideal para aquellas personas que deben permanecer en sus escritorios por tiempo superiores a las 4 horas.

Silla Mecanismo Basculante

La característica fundamental de este tipo de silla de escritorio es que gracias a su diseño tiene la capacidad de inclinarse hacia atrás proporcionando seguridad y soporte para el usuario. Gracias a esta posibilidad, se amplía el rango de movilidad del trabajador.

Este mueble suele tener un respaldo alto para funcionar no sólo como soporte de la espalda sino también de la cabeza. Este tipo de silla puede ser utilizada por aquellas personas que requieren mantenerse en un escritorio por periodos superiores a las 4 horas. 

Las Nuevas Tendencias en la Silla de Escritorio

Con la evolución de las organizaciones y la preocupación por la salud de los trabajadores, se han realizado diversidad de estudios acerca de las prácticas, los hábitos y las posiciones de estos durante sus horas de trabajo. Estas investigaciones han arrojado como conclusión que es necesario que los trabajadores cuenten con un espacio y unos mobiliarios adecuando que le permita mantener su salud. Así que las nuevas tendencias de las sillas de escritorio apuntan hacia la máxima ergonomía; es decir, la forma y la movilidad más natural del cuerpo humano.

duehome - Silla de oficina ergonomica, silla acabado en color Negro y madera de maya
  • Silla ergonómica de oficina acabada en madera de haya.
  • Sistema de elevación a gas. Peso máximo de 90 kilos.
  • Combinación de dos asientos inclinados que favorecen una posición libre y correcta de la pelvis, evitando dolores de espalda.
  • Mantiene las curvaturas naturales de la columna.
  • Recupera el tono muscular de la espalda.

Sillas ergonomicas de diseño

Por supuesto que desde la primera silla de escritorio de Charles Darwin se pensó en un mueble que gracias a su comodidad le permitiera a una persona estar sentado por largas jornadas de trabajo; sin embargo, este objetivo no ha sido completamente alcanzado y se ha producido muchos ensayos y errores. Las sillas de escritorios se empezaron a rellenar y tapizar para proveer de comodidad, también se les dio formas distintas para acoplarse mejor al cuerpo y se avanzó en el diseño de sus posturas. 

En la actualidad, hay una gran diversidad de opciones para la comodidad de los trabajadores y la comodidad que encuentre en la silla que utilice tiene que ver mucho con sus necesidades particulares. No todas las sillas de escritorio son deslizantes, existen también sillas de escritorio sin ruedas

Además de la noción de ergonomía, recientemente está surgiendo con mucho ímpetu el concepto de la sostenibilidad. Cada fabricante se está viendo en la obligación de hacer sus productos con el menor impacto posible en el ambiente, y también adquirir productos que cuenten con esta misma característica. Por lo que se está valorando cada día más aquellas sillas de escritorio que por su proceso de fabricación no tengan una huella ecológica tan marcada y que por sus materiales puedan ser recicladas cuando ya no puedan ser usadas como sillas de escritorio. 

Silla de escritorio ergonómica

sillas ergonimicas baratas al mejor precio

Consejos para elegir la Silla de Escritorio

 La elección de las sillas de escritorio para unas oficinas o para el uso particular no es una decisión superflua y para evitar futuras incomodidades o molestias, conviene tomar en cuenta algunos consejos esenciales que serán de ayuda.

  • La posición ideal de las piernas es de 90 grados, por lo que la silla de escritorio que se elija debe poder regular la altura de tal manera que el usuario pueda mantener esta postura.
  • La zona lumbar es el área más delicada del organismo, pues en ella reposa la mayor parte del peso del cuerpo y además es propensa a adquirir malas posturas con facilidad, que la afectarán. Es por ello que, si bien un soporte acolchado es muy importante para la comodidad, también lo es una forma curva apropiada para respaldar el área baja de la espalda. 
  • El respaldo de este mueble es muy importante.  Éste debe tener no menos de 50 centímetros de largo, permitir posturas entre 90 grados y 140 grados, para mantener una postura ideal para el trabajo y a la vez poder reclinarse en momentos de descanso.
  • Si se estima que las sillas de escritorio serán usadas por personas que deben mantenerse en ellas por muchas horas, lo más adecuado es que éstas cuenten también con un respaldo para la cabeza o que el respaldo de la espalda sea más alto.
  • Para oficinas con numerosos trabajadores, lo más adecuado es hacer una selección de diversas sillas de escritorio; de tal manera de que el trabajador pueda hallar una que sea ideal para su contextura. La profundidad de la silla ideal para cada trabajador puede variar en gran medida por su organismo. 
  • Las sillas con reposabrazos seguros es lo mejor que se puede elegir para oficinas en las que los trabajadores estarán largos periodos de tiempo sentados. Esto evita que se adquieran posturas inadecuadas y evita futuros problemas. 
  • Es muy importante también seleccionar un mueble que sea de material durable para cuidar la integridad de quien la use; así mismo, el material del acolchado debe ser resistente para que mantenga su forma por más tiempo. 
  • Evitar hacer uso de sillas que tengan un diseño demasiado lineal y es preferible adquirir muebles que cuenten con un diseño curvo; pues esta forma es cónsona con la forma y la movilidad del cuerpo. 

También es importante tener en cuenta que las sillas de este tipo tienen un tiempo de vida útil limitado y sustituirlas pasado este tiempo es lo más sano.

Tipos y clases de sillas