Saltar al contenido
Silla de escritorio

Silla Robas Lund DX Racer 5

Silla Robas Lund DX Racer 5. Review completa. Una de las mejores sillas, decir DX Racer es decir calidad. Y es que la marca, de referencia en la comunidad gaming, fabrica sus productos con los mejores materiales. Por esa razón, sus sillas son siempre una adquisición que merece la pena: además de comodísimas, no ceden ni se deforman con el peso, son muy duraderas y se amortizan con creces.

Rebajas
DX Racer 5 Robas Lund, - Silla de escritorio/oficina/ gaming, Negro/Gris, 74 x 52 x 123-132 cm, madera, con ruedas, altura ajustable, tapizada, reposabrazos
  • Dimensiones: 74 x 52 x 123-132 cm
  • Ángulo de inclinación del respaldo: 135 °
  • El artículo se entrega desmontado, fácil de montar y rápido
  • Materiales de alta calidad, de larga duración

El exclusivo inconveniente puede ser el valor, debido a que la marca es más cara de lo recurrente en esta gama; pero si te la puedes aceptar, no lo dudes bastante.

La Robas Lund DX Racer 5 está creada para proveer una aceptable ergonomía y descanso al cuerpo, de esta forma como para agradar las pretenciones del público gamer.

  • Regulable en altura e inclinación
  • Los reposabrazos admiten hasta 8 posiciones diferentes.
  • Se reclina hasta 135 grados
  • Puedes balancearte o bloquearla para estar más permanente.
  • Incluye un cojín cervical y otro lumbar, los dos regulables para beneficiar una aceptable higiene postural.

Calidad alta en sus materiales

Una advertencia: si pasas de los 100 Kg de peso o mides bastante más de 1,80, es viable que la silla se te quede “pequeña”. Exactamente la iniciativa es que la composición te “abrace”, por eso si eres muy voluminoso puede dejar de ser confortable o inclusive ser agobiante.

El taburete de la Robas Lund DX Racer 5 está forrado en poliéster, es simple de limpiar y, en contraste con otras sillas gaming, transpirable. Tendrás la posibilidad de jugar o trabajar sin remera, en tirantes o pantalón corto sin sudar bastante más de la cuenta y sin que se te pegue la piel a la tapicería.